Liverarte
Publicamos diariamente lo más importante del mundo del cine, series, videojuegos, gadgets, smartphones y tecnología.

PROGRAMA PARA VER COMO TE VERÍAS DE “VIEJO”

0 16

Se conocen como “Face aging software” y son programas informáticos capaces de recrear el paso del tiempo por la cara de una persona. A partir de una imagen, el software puede ofrecer diferentes posibilidades representando el envejecimiento natural de una persona hasta llegar a una recreación de qué aspecto tendrá pasados varios años o décadas.

Conocer cómo será tu cara cuando tengas sesenta o setenta años puede parecer una simple curiosidad pero lo cierto es que, y siempre que los programas sean cada vez más exactos, nos abre la puerta a infinidad de aplicaciones, algunas tan útiles como el desarrollo de programas de reconocimiento facial o facilitar la búsqueda de niños desaparecidos.

Por supuesto surge la pregunta: ¿Cómo de fiables son estas recreaciones?
La respuesta es mucho y a juzgar por los últimos avances en este campo podemos afirmar que ya existen programas de Face aging efectivos en un 80%. Es el caso del equipo de investigadores e informáticos del centro francés Orange Labs ha desarrollado una inteligencia artificial de aprendizaje profundo (deep learning) que no solo consigue envejecer rostros sino que también opera en sentido contrario: rejuvenece una cara.

Los responsables del proyecto han desarrollado dos redes de aprendizaje automático que aprenden de sus errores y se adaptan entre ellas para ofrecer resultados cada vez más exhaustivos. Este doble proceso de recreación y reconocimiento lleva el nombre de Age Conditional Generative Adversarial Network (acGAN) y pretende evitar los errores comunes que anteriormente poseía este tipo de software en el que los resultados de las caras apenas se correspondían con los modelos.

Recreaciones de envejecimiento realizadas por el Orange Labs a diferentes edades | ArXiv
La clave del funcionamiento de este tipo de inteligencia artificial es el entrenamiento, un proceso por el que la máquina aprovecha los aciertos y deshecha los errores para mejorar y aprender en una determinada técnica, en este caso la de envejecer una cara. Para este entrenamiento utilizaron más de 5.000 caras extraídas de bases de datos, como IMDB (que contiene fotos de actores, directores, etc.) o Wikipedia.
Las dos redes, tanto la que se encarga de envejecer la imagen como la que se encarga de identificarla, fueron sometidas a este entrenamiento de 5.000 rostros, divididos por edad y en varios grupos según los años: 0-18, 19-29, 30-39, 40-49, 50-59 y 60 o más.

Una vez “entrenadas” las dos redes de aprendizaje, el equipo de Orange Labs se propuso probar su eficacia con otras 10.000 caras diferentes procedentes de las mismas bases de datos a las que sometieron al mismo proceso de envejecimiento. ¿Podrían las redes recrear el paso del tiempo por esos rostros, y además ser capaces de identificarlos con las personas correctas?
Los resultados fueron muy notables puesto que en un 80% de las ocasiones el programa fue capaz de identificar la cara y asignarla a su dueño a pesar de la recreación informática de envejecimiento. Y no solo esto, la doble red de inteligencia artificial también fue capaz de acertar con el proceso al revés: Tomar caras de personas mayores y rejuvenecerlas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.