Liverarte
Publicamos diariamente lo más importante del mundo del cine, series, videojuegos, gadgets, smartphones y tecnología.

Days Gone, NO ES un juego más de Zombies

454

Days Gone es atractivo el concepto que tiene de mareas de freakers que atacan al protagonista y que incluso se pueden emplear como lemmings enviándolos contra enemigos humanos. Por desgracia, eso exige una planificación y unos recursos que hoy no estaban a nuestro alcance.

Con personajes muy masculinos, muy años noventa, y misiones que suenan a cliché, sin duda los puntos fuertes del juego están en la tecnología: los efectos atrmosféricos son espectaculares y la acción transcurrirá respetando los ciclos día-noche, lo que condicionará a los enemigos, más poderosos y resistentes en la oscuridad.

El juego favorece la acción cuerpo a cuerpo por encima de los disparos, aunque de nuevo, hay armas más potentes en el juego que no hemos podido catar, como ametralladoras y potentes explosivos.

Con un revólver no se puede hacer gran cosa, pero para librarse de un puñado de freakers, el hacha que providencialmente nos hemos encontrado ha cumplido su función. En la demo, eso, sí, el combate necesitaba algo de pulido, pero en ese aspecto estamos convencidos de que mejorará, porque hay margen.

A grandes rasgos, vemos un juego más interesante por lo que promete que por lo que realmente ofrece, pero somos conscientes de que en un sandbox es complicado hacerse una idea sensata sin unas cuantas horas de juego. Eso sí, lo que deberíamos tener claro todos, jugadores e industria, es que el post-apocalipsis debería empezar a recibir lavados de cara.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.