Liverarte
Publicamos diariamente lo más importante del mundo del cine, series, videojuegos, gadgets, smartphones y tecnología.

Sin grandes sorpresas, estos son el nuevo Google Pixel 3 y Pixel 3 XL

Sin mucha sorpresa se presentaron los nuevos Google Pixel 3 y Pixel 3 XL, hoy en la ciudad de Nueva York, son justo lo que esperábamos ver: pequeñas mejoras internas, sutiles cambios estéticos y una cámara tan prometedora como la de sus predecesores.

El lanzamiento de los nuevos Google Pixel 3, ha sido, probablemente, el más insípido de los últimos años. El río de filtraciones vivido durante las últimas semanas han dejado sin sorpresas a uno de los teléfonos más importantes de este curso tecnológico.

Sin duda, la magia de los teléfonos de Google no está en el diseño ni en las especificaciones técnicas; está en el software y en la experiencia de uso. Y eso, sumado al gran sabor de boca que dejó su predecesor, es un poderoso atractivo.

Tanto el nuevo Pixel 3 como el Pixel 3 XL montan un microprocesador Snapdragon 845, 4 GB de memoria RAM y, dependiendo de la versión, un almacenamiento de 64 o 128 GB. Esta combinación de componentes, ya validada en otros teléfonos de la competencia, ofrece una experiencia solvente bajo cualquier situación. Tan solo Apple, con su recién estrenado A12 Bionic, puede presumir de una potencia bruta superior.

Las pantallas de ambos equipos han crecido en dimensiones. La variante estándar alcanza ahora las 5,5 pulgadas de tamaño, mientras que el modelo XL llega hasta las 6,3 pulgadas. En ambos casos se emplea la tecnología OLED, aunque, como ya se observó el pasado año, no todos los OLED son sinónimo de calidad. Habrá que evaluar su desempeño final en el futuro análisis.
El acabado posterior de ambos productos ha sido rediseñado para admitir carga inalámbrica.

La zona posterior de ambos productos ha sido ligeramente rediseñada para habilitar la carga inalámbrica mediante inducción. Ahora está construída en cristal, un material que sí permite la transmisión de energía a las baterías, cuyas capacidades son 2.915 mAh (Pixel 3) y 3.430 mAh (Pixel 3 XL).

En cuanto a conectividad, ambos productos presumen de Wi-Fi, 4G LTE, NFC, Bluetooth 5.0, A-GPS, GLONASS, etc. También presentan un conector USB-C y prescinden del puerto de auriculares 3.5 mm.

Las cámaras de ambos teléfonos no presentan grandes mejoras en el ámbito del hardware -el tamaño del sensor y las lentes permanecen intactas respecto a los encontrados en el Pixel 2 XL-. Sin embargo, el nuevo ISP del Snapdragon 845, combinado con el Pixel Visual Core y los mejorados algoritmos de procesamiento de imágenes, prometen un rendimiento superior al de sus predecesores. Además, Google ha integrado nuevos modos de disparo que, aprovechando la inteligencia artificial, permiten realizar zoom sin pérdida de calidad.

La interfaz de la cámara ha sido completamente rediseñada, facilitando el intercambio de modos y la operatividad de los controles. La disposición de los elementos se asemeja ahora a la mostrada por iOS y algunos productos de Huawei.

Los altavoces, como en el modelo previo, se sitúan en la región frontal de los teléfonos, y ofrecen sonido estéreo durante la reproducción de contenidos audiovisuales. En conjunto, ofrecen un sonido un 40% más elevado.

Para invocar a Google Assistant, puedes estrujar los laterales, como en el modelo previo. Esta comienza a ser una seña de identidad de los teléfonos Pixel.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.