Liverarte
Publicamos diariamente lo más importante del mundo del cine, series, videojuegos, gadgets, smartphones y tecnología.

Gladiador 2, es una realidad… ya prepárate

0 165

Y todo a pesar de que la película original tiene un final muy claro: Máximo está muerto. Si bien nunca vemos su tumba, la cinta nos muestra clichés del cine para dar por concluida su historia: herido en el Coliseo, sangre en las manos, cae en la arena y Lucilla le cierra los ojos.

A continuación lo vemos de espaldas reencontrándose con su esposa e hijo fallecidos en el -obviamente- Paraíso. Y, como escena final, Juba se despide con un “volveremos a vernos”. Muertísimo.
Entonces ¿cómo nos van a convencer de que Máximo puede volver a la vida? ¿O de una continuación válida que haga justicia a un clásico como éste?

Vale la pena destacar que todavía se desconoce si Russell Crowe volverá a la historia, pero no me extrañaría que el neozelandés se pronunciara pronto en redes sociales. Y es que la noticia está corriendo como la pólvora; pero dividiendo a los cinéfilos entre los que no pueden contener la emoción al saber que volverían a ver a Máximo y los que se llevan las manos a la cabeza (con Emoji incluido) temiendo el sacrilegio que podrían cometer al legado del gran clásico de comienzos de siglo.

De momento solo sabemos que Paramount Pictures ha dado luz verde a Ridley Scott para que dirija la película, a partir de un guion de Peter Craig (Los juegos del hambre, Top Gun: Maverick). Pero con un clásico péplum como éste, que sigue batiendo récords de audiencia cada vez que lo echan en la tele, ¿cómo podemos creer que nos contarán una historia que nos deje satisfechos?

Debo admitir que soy gran fan del cine de Ridley Scott. Mis entrevistas con él siempre me dejan con la adrenalina cinéfila a flor de piel y soy una de las pocas defensoras de Prometheus; pero él mismo ya intentó resucitar un clásico como Alien a través de una ópera espacial que iba a tener cinco entregas, pero se encuentra en el limbo tras no convencer a muchos fans ni a la crítica. Y eso ya nos hace dudar un poquito.

Llámenme escéptica, pero muchos no terminamos de creernos cómo conseguirán convencernos con la idea. Es por eso que he decidido hacer un repaso a los planes de secuela que han rondado al mega clásico ganador del Oscar desde su estreno en el año 2000. Y para mi sorpresa, son muchos. Algunos terribles y otros no tanto. A ver qué les parece…

UNA PRECUELA
Fue la primera idea oficial que tuvo Douglas Wick a un año del estreno original. Pero nunca se supo cuál era. El productor llegó a confirmar en junio de 2001 que la idea estaba en desarrollo. Y, por entonces, habría funcionado ya que Russell Crowe seguía luciendo el mismo aspecto.

 

15 AÑOS DESPUÉS
De una precuela pasaron a querer hacer una secuela, pero trasladando la historia a unos quince años más tarde durante el poderío de la guardia pretoriana sobre Roma.

La trama iba a centrarse en el joven Lucius -el hijo de Lucilla y sobrino de Cómodo (Joaquin Phoenix)- mientras intentaba descubrir quién era su verdadero padre. Spencer Treat Clark interpretó el personaje cuando tenía 12 años y tendrían que haber buscado a otro actor en este caso.

Fuente: yahoo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.