Liverarte
Publicamos diariamente lo más importante del mundo del cine, series, videojuegos, gadgets, smartphones y tecnología.

Carta abierta de un extranjero a México y sus voluntarios

Los voluntarios mexicanos se organizaron mejor y más rápido que la case política

3 1.362

Me es imposible empatar algún libro o entrevista como es la tónica de esta columna,  en momentos como los que vive México. Por este motivo, me tomo el atrevimiento de escribir  una carta abierta a su gente.

Te puede interesar...

México ha sido golpeado y no por primera vez ni la última, por la naturaleza, una que descargo su furia de manera impensada y de forma tragicómica en un aniversario de un terremoto sucedido hace más de 30 años.

Con la fotografía que me quiero quedar y que se me pega en mi mente es de la solidaridad del pueblo mexicano. He visto múltiples imágenes en redes sociales de personas que se quedaron cerca de los edificios colapsados y de manera espontánea y sin conocimientos, comenzaron a remover los escombros, tratando y siendo la primera ayuda en llegar a asistir, antes que bomberos, policías o rescatistas. La misma cantidad de personas que se ven en el metro temprano en la mañana que chocan los hombros de manera casi agresiva, con total indiferencia ante el prójimo, gente que no cruza miradas y menos palabras, esa misma cantidad de gente recibe el llamado de la solidaridad, se visten orgullosamente con un traje de mexicano y sin importar nada, pasan horas ayudando a esas misma personas que sin ser malas personas, no mirábamos a la cara horas antes.

Gente preparando comida y regalándola a los voluntarios, una mujer sordo muda destaca entre la multitud  repartiendo agua, gente prestando sus casas para que pasen la noche o hagan llamadas telefónicas, manden mensajes por Facebook, etc; esa es la gente de México que se ha podido organizar mejor y más rápido que los políticos al momento de ayudar.

Punto aparte son los rescatistas, que desde diferentes partes de este país se está embarcando en vuelos para ayudar, rescatistas que vemos “boteando”, pidiendo una monedita en las  calles, bajo el puente Pando un día de verano y a los cuales no les damos nada, ni una sonrisa o mirada, porque agachamos la vista cuando pasan a nuestro lado. Esos rescatistas que van con su equipo donado por algún país desarrollado por que “es el que sobró, el obsoleto” y nosotros agradecemos el gesto, porque sabemos que con una “chicanada” lo podemos arreglar o alargar un par de años su vida útil.

También viene a la mete en este momento  una imagen muy tierna que alguien dibujó de la perra Frida en donde levanta un bloque de concreto y salva a una familia de gatitos y ellos lloran de felicidad. Que irónico, muchas veces vemos campañas de “adoptar un perro, no comprar o de rescata un perro de la calle” y ahora son ellos quienes están rescatando personas. Al parecer 3 perros descalzos han podido más que 650 personas en traje.

La comunidad internacional también se ha hecho eco de esta catástrofe y está mandando ayuda. De eso deben estar orgullosos y contentos ustedes mexicanos, si la comunidad internacional se organiza y manda ayuda es porque se han ganado el cariño y aprecio del mundo, con su alegría, sus artistas,  su característico albur y con gestos como los que hemos visto estos días; como el de una mujer sordo muda con un cartel regalando agua a los voluntarios, en una tarde de septiembre, aun con edificios derrumbados decorados con colores patrios.

Mi eterna gratitud y esperanza de pronta recuperación a todos los Mexicanos, a quienes le tembló en el suelo y a quienes nos ha temblado en el alma.

 

Jorge Bettancourt Castro     [email protected]

3 Comentarios
  1. Irdahi dice

    Excelente Jorge! Muy buen artículo y reflexión… En estos momentos es cuando nos damos cuenta de la verdadera esencia del ser humano.

  2. Fabiola dice

    Así es, tal vez en algún momento del día somos indiferentes a la gente en el camión,en la calle o en el trabajo pero cuando se trata de ayudar y de dar….ahí estamos. Nos partimos el alma para el pueblo, nuestra gente y lloramos con ellos su pérdida. Estamos tristes pero no derrotados. Y vamos pa’ lante. Amo ser mexicana y amo a mi gente trabajadora.

    1. Jorge El Chileno dice

      Muchas gracias Fabiola por el tiempo en leer la columna que se escribio con tacto cariño y más por escribir un comentario.
      Es verdad… en momentos como estos la gente saca la casta !! felicidades a uds mexicanos por lo que han demostrado. Te pido que compartas la nota !!
      Felicidades !

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.