Header Ads

Mark Zuckerberg les regala una cámara de 360 a sus invitados


El momento de la recogida fue parecido al de la azafata a 10.000 metros de altura: “¿Pasta o pollo?”, pero con un toque diferente: “¿iPhone o Android?”. Todos los asistentes a la conferencia de Facebook, F8, recibieron la cámara Giroptic iO como obsequio. El propio Mark Zuckerberg lo anunció con entusiasmo en la charla principal. ¿Por qué? Los motivos son varios, aunque todos apuntan a un mismo objetivo: conseguir un abanico amplio de contenido en 360, tanto en su red social como en el resto de plataformas.



Los asistentes a la conferencia de Facebook pagaron 1.500 dólares por estar durante tres días en la vanguardia tecnológica, por conocer de cerca el rumbo que está tomando la red social. Si se tiene en cuenta el precio de la entrada, la cámara más que una compensación es un recuerdo útil.



La elección de este modelo, que cuando se entregó no estaba a la venta, tiene sentido por ser de uso sencillo, calidad notable y una aplicación que permite controlar las fotos y vídeos, emitir en directo a través de Facebook Live, compartir en YouTube y hacer algunos retoques menores. Recuerda mucho a Dunkam, el prototipo del que nos hicimos eco el pasado mes de enero justo después de CES, pero ahora estamos ante un producto acabado y con grabación en 4K. Sorprende por su sencillez de uso, basta con conectarlo y se abre la aplicación. Esto es lo que hace diferente a Giroptic, la comunión entre software y hardware permite subir los vídeos al momento.

CÁMARA DE 360 GRADOS PARA TU SMARTPHONE 

La creación es un paso importante para democratizar esta tecnología. Si no hay suficiente contenido, no hay oferta atractiva y tampoco se consume. Pero no es el único reto que afronta el 360. Para que realmente llegue a todos los públicos hace falta que más usuarios tengan acceso a gafas de realidad virtual, ya sean sus Oculus VR, las de alta gama, o las más modestas de Cardboard de Google. Al mismo tiempo, el ancho de banda debe estar acorde con la exigencia de este contenido, mucho más pesado. Si un vídeo no carga a tiempo, genera frustración y, finalmente, abandono. Esto es especialmente relevante en regiones como América Latina, donde Facebook crece sin parar, pero las tarifas de datos son bastante limitadas.


Se entiende que es una cuestión de mínimos, de accesibilidad por encima de calidad. Se pretende que se comience a ver con normalidad en el NewsFeed para que más perfiles se sumen, pero todavía no se complica con realidad aumentada o mixta, los siguientes pasos de Facebook.

Finalmente, elegimos la versión compatible con iPhone. El motivo fue sencillo, la clavija (conector en América Latina). La versión para Android venía con Micro USB, todavía lo más habitual, pero lejos del estándar de la industria para el futuro el USB C. Normalmente uso un iPhone 7 Plus y un One Plus 3T. Me gustaría haberlo usado con este último. Al tener entrada para micrófono el resultado de un Facebook Live en 360 y con buen sonido habría sido espectacular. Con iPhone al tener solo una entrada toca elegir entre auriculares, micrófono, cargar la batería o añadir un complemento como esta cámara.

No hay comentarios.