Header Ads

El Planeta de los Simios: La Guerra; Se perfila para ser de las mejores del año



La película hace todo lo que un gran largometraje debería hacer, y lo hace con simios que caminan en dos patas y conversan que fueron creados con el asombroso trabajo de muchas personas, desde los fantásticos artistas de efectos especiales de Weta Digital hasta los actores humanos debajo del CGI (imágenes generadas por computadora). Estos actores dan tanto de sí que puedes sentir sus emociones debajo de la piel digital de cada uno de los simios; brindando a cada momento, ya sea humano o simio, un toque personal.



Ambientado dos años después del final de Dawn of the Planet of the Apes, vemos que César (Andy Serkins) y sus simios han pasado un largo tiempo luchando contra los soldados convocados al final de la película. Sin embargo, justo cuando parecen haber encontrado una salida, un coronel malvado (interpretado por Woody Harrelson) se las ingenia para intentar derrotar a los simios, y César se ve obligado a superar ese desafío.

En medio de todo está César, de nuevo magistralmente interpretado por Andy Serkis. En War for the Planet of the Apes vemos un aspecto distinto del personaje, uno que no habíamos conocido en las películas anteriores: su lado malvado. Aquí, su egoísmo desencadena muchas adversidades, y se hace cada vez más difícil estar de su parte. A medida que la historia avanza, el público no siempre simpatizará con César. Es más, la película busca que te cuestiones cuán diferente es él del coronel. Este es uno de los elementos que hacen compleja la historia del film.



Pero aunque la película no es divertida, esto no es un problema. Se supone que tiene que ser así. War for the Planet of the Apes tiene la intención de hacernos sentir emociones, dolor y regocijo, y lo hace de una forma grandiosa y dramática, con algunos de los efectos visuales más asombrosos que jamás hayas visto. Es una película especial, una secuela maravillosa y, definitivamente, unas de las mejores películas del año.

No hay comentarios.