Header Ads

Johnny Depp transformó en una pesadilla el rodaje de Piratas del Caribe 5



Fuentes de la producción del filme aseguran que el actor bebía demasiado y llegaba tarde a los rodajes. Las malas noticias en torno a la figura de Johnny Depp siguen a la orden del día. Ahora, un nuevo artículo aborda “la pesadilla” en que se convirtió el rodaje de “Piratas del Caribe: La venganza de Salazar”, por su actitud. Según detalla The Hollywood Reporter, la presión que Depp vivía debido a los problemas que tuvo con su exesposa, Amber Heard, repercutieron en el set. “Hay que tratar de entender la clase de presión que Johnny estaba atravesando mientras estaba en Australia. Había días que los helicópteros lo perseguían todo el tiempo hasta su casa. Muchos medios de comunicación esperando fuera del set o de su residencia. Se inventaron muchas cosas como que Johnny había tenido una pelea en el estudio y que se había vuelto a Estados Unidos, algo que leímos mientras estábamos en su camarín”, dijo el productor Jerry Bruckheimer. Pese a la defensa de Bruckheimer, fuentes cercanas a la producción aseguran que el actor bebía en exceso, se comportaba de manera violenta con Heard y llegaba siempre atrasado al set, provocando que cientos de extras tuvieran que esperar por horas a que se apareciera. “Hubo días en lo que tuvimos que cambiar toda la agenda de grabación. Pero lo que no se puede debatir en la pasión y compromiso que Johnny le pone a su personaje y a la franquicia”, señaló el jefe de producción Sean Bailey. Algunas fuentes consultadas por The Hollywood Reporter, que prefirieron mantener el anonimato, afirmaron: “Cuando (Depp) se despertaba y encendía la luz, alguien llamaba al productor y a los directores, diciendo que ya se estaba preparando. Incluso tenían un código especial para estos casos: ‘El águila ha aterrizado’. Johnny no tenía ni idea de esto”. La impuntualidad de Depp y su problema con el alcohol preocupaban a Tracey Jacobs, que en ese momento era su agente. Aparentemente, una vez ella discutió con Bruckheimer, ya que le decía tenía que hacer algo, que él era el productor y él reprochaba que quien tenía que hacer que llegara a tiempo y se comportara era ella. “Nadie se quería hacer responsable del tren que iba directo a estrellarse”, indicaron las fuentes.

Fuente: futuro.cl

No hay comentarios.